El cáncer de mama es uno de los problemas de salud que más impacto tiene en la salud de las mujeres. Gracias a los avances diagnósticos y terapéuticos se ha conseguido mejorar el pronóstico de esta enfermedad consiguiendo curaciones en el 85% de casos.

Esta mejoría en el pronóstico depende en gran parte de la extensión de la enfermedad en el momento del diagnóstico. Por esta razón, el diagnóstico precoz es la mejor vía para mejorar sus posibilidades de curación.

Se origina en la glándula mamaria y, en su evolución, puede crecer de manera local, invadiendo otras estructuras de la mama o vecinas (por ejemplo, la pared torácica y la piel).

Los síntomas más habituales son la aparición de un bulto en la mama o en la axila, los cambios en la piel de la mama y la retracción del pezón.

breast-cancer-self-examine-today-161005-tease_137ed7f51758d84b99163c0d0c53659f

Cancer de mama